+34 942104206

Animales muy extraños

¡No me digas que has visto uno!

El lemur es un animal nocturno

Estamos acostumbrados a ver colores y formas agradables en la Naturaleza, pero la evolución de las especies guarda sorpresas alucinantes. Para muchos serán animales espantosamente feos y para otros curiosidades interesantísimas.

Podemos comenzar con el lemur “Aye-Aye”. Como todo el mundo sabe, es un primate estrepsirrino,que únicamente vive en Madagascar. Al parecer es el responsable del origen de la palabra “Lemur” o “Espíritu-nocturno”. Este bichillo es omnívoro como nosotros, aunque en su dieta abunda el gusano variado.

De su mirada podemos decir todo excepto dulce. Unos ojos hipnóticos que resultan muy apropiados para la visión nocturna. Como curiosidad, su dedo anular es excesivamente largo; lo utiliza para extraer gusanillos y larvas de la corteza de los árboles.

El topo es un animal ciego completamente

Topo de nariz estrellada. Un animal típico de Norte América. Su nombre científico es Condylura cristata. 

Completamente ciego, ha desarrollado una serie de tentáculos en su nariz (Exáctamente 22). Estas trompillas son extremadamente sensibles y le sirven de ojos en la oscuridad. al parecer va palpando con ellos el terreno y de esa manera se hace una idea bastante acertada de dónde se encuentra. Desde luego el topo europeo no tiene esa aguda nariz, aunque parece que se las arregla perfectamente.

El tiburón anguila vive en el océano atlántico y pacífico

El Tiburón Anguila es un animal extraño que no se encuentra en peligro de extinción.

Para muchos es un fósil viviente. Puede llegar a medir 4 metros y no ha necesitado muchos cambios adaptativos para seguir habitando las profundidades oceánicas. Su boca cuenta con varias filas de pequeños dientes que ayudan a mantener bien sujeta a la presa. Tiene la capacidad de desencajar su flexible mandíbula para tragar animales grandes. El ataque es como el de una vívora; primero se enrosca como un muelle para coger fuerza y como un resorte salta sobre su objetivo. Curiosamente el periodo de gestación de los nuevos tiburoncillos anguila es de hasta tres años, por eso hay que tener especial cuidado a la hora de proteger su captura por barcos de pesca.

Se piensa que un pariente suyo, de gran tamaño y ya extinto pudo ser el origen de los dragones marinos que adornan las antiguas historias de marinos. Su nombre científico es Chlamydoselachus anguineus

Un tipo de Rape extrañísimo

Por último el Linophryne arborifera, un pez que no tiene parangón. Es una especie de Rape que no tiene (o no lo he podido encontrar) nombre común en Español. Sin duda en el top ten de lo extraño.

Son muchas sus curiosidades. Podemos empezar analizando la foto de esta hembra que soporta un señuelo en la cabeza para poder atrapar a sus presas. El reclamo, con forma de gusano apetecible para algún pez, es luminiscente y se puede encender como una bombilla. Sólamente debe agitarlo para atraer irresistiblemente al incauto que le servirá de almuerzo.

Este pez, además soporta dos accesorios más sobre su cuerpo: Una espacie de árbol fosforescente ramificado bajo su barbilla y a su marido, que literalmente se encuenta anclado parasitándola por toda la vida.

El “árbol”  a modo de barba se compone de complejos gránulos fotogénicos paracristalinos, o sea, que es luminoso como si de un abeto navideño se tratase.

El “marido”, (llamado así cariñosamente), es un parásito eficaz. Atado obtiene su nutrición de la hembra. Se adhieren a la hembra con sus mandíbulas en su superficie ventral. Los vasos sanguíneos y tejidos entre ellos se integran, permitiendo que los alimentos pasen de la hembra al macho. Como podéis imaginar, llevar consigo al macho le sirve únicamente para poder perpetuar su especie.

Este sitio utiliza cookies Más información

Por una mejor experiencia en la navegación, esa web usa "Cookies". Debemos informarle según las leyes europeas.

Cerrar